RÍOS DE VIDA 
CHAJARÍ

ar

VOCACIONAL DEL DÍA:

MIS GALLETITAS:


Gálatas 3:28: 28 No hay Judío, ni Griego, no hay siervo, ni libre, no hay varón, ni hembra: porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.


Una chica estaba aguardando su vuelo en una sala de espera de un gran aeropuerto. Como debía de esperar un largo rato, decidió comprar un libro y también un paquete con galletitas. Se sentó en una sala del aeropuerto para poder descansar y leer en paz.

En el asiento de enmedio, se ubicó un hombre que abrió una revista y empezó a leer.  Entre ellos dos, quedaron las galletitas.

Cuando ella tomó la primera, el hombre también tomó una.  Ella se sintió indignada, pero no dijo nada. Apenas pensó: "¡Qué descarado; si yo estuviera más dispuesta, hasta le daría un golpe para  que nunca más se olvide!".

Cada vez que ella tomaba una galletita, el hombre también tomaba una.  Aquello la indignaba tanto que no conseguía concentrarse ni reaccionar.

Cuando  quedaba apenas una galletita, pensó: "¿Qué hará ahora este abusador?".

Entonces, el hombre dividió la última galletita y dejó una mitad para ella.

¡Ah, no!...Aquello le pareció demasiado. Se puso a bufar de la rabia.  Cerró su libro y sus cosas y se dirigió al sector del embarque.  Cuando se sentó en el  interior del avión, miró dentro del bolso y para su sorpresa, allí estaba su  paquete de galletitas... intacto, y cerradito.

¡Sintió tanta vergüenza! Sólo entonces percibió lo equivocada que estaba. ¡Había olvidado que sus galletitas estaban guardadas dentro de su bolso!

El hombre había compartido las suyas sin sentirse indignado, nervioso, consternado o alterado. Y ya no había más tiempo ni posibilidades para explicar o pedir disculpas.

Pero sí para razonar:

¿Cuántas veces en nuestra vida sacamos conclusiones cuando debiéramos observar mejor? 
¿Cuántas cosas no son exactamente como pensamos acerca de las personas?

Y recordó que existen cuatro cosas en la vida que no se recuperan:

1.- Una piedra, después de haber sido lanzada. 
2.- Una palabra, después de haber sido proferida. 
3.- Una oportunidad, después de haberla perdido. 
4.- El tiempo, después de haber pasado.

 

HISTORIAS BÍBLICAS:

Dios empieza las cosas:

Todo lo bueno nos ha venido de Dios. Él hizo el Sol para darnos luz de día, y la Luna y las estrellas para darnos alguna luz de noche. Y la Tierra para que vivamos en ella.

Pero el Sol, la Luna, las estrellas y la Tierra no fueron lo primero que Dios hizo. ¿Sabes qué fue eso? Fue personas como él mismo. A éstas no las podemos ver, tal como no vemos a Dios. La Biblia llama ángeles a estas personas. Dios hizo a los ángeles para que vivieran con él en el cielo.

El primer ángel que Dios hizo fue muy especial. Fue el primer Hijo de Dios, y trabajó con su Padre. Ayudó a Dios a hacer todas las demás cosas. Le ayudó a hacer el Sol, la Luna, las estrellas y también nuestra Tierra.

¿Cómo era la Tierra entonces? Al principio nadie podía vivir en la Tierra. Solo había un gran océano de agua que lo cubría todo. Pero Dios quería que en la Tierra viviera gente. Por eso, empezó a prepararla para nosotros. ¿Qué hizo?

Bueno, primero la Tierra necesitaba luz. Por eso Dios hizo que la luz del Sol brillara sobre la Tierra. Hizo esto de modo que pudiera haber noche y día. Después hizo que la tierra subiera por encima del agua del océano.

Primero no había nada sobre la tierra. Se parecía a esta lámina que ves aquí. No había flores ni árboles ni animales. No había peces en los océanos. 

 
Cómo perdieron su hogar:

Mira lo que está pasando. Se está echando a Adán y Eva del jardín de Edén. ¿Sabes por qué?

Es porque hicieron algo muy malo. Y por eso Jehová los está castigando. ¿Sabes lo que hicieron Adán y Eva?

Hicieron algo que Dios les dijo que no hicieran. Dios les dijo que podían comer de los árboles del jardín. Pero de un árbol les dijo que no comieran; si comían, morirían. Ese lo guardaba para sí. Y sabemos que es malo tomar lo que es de otro, ¿verdad? Entonces, ¿qué pasó?

Un día cuando Eva estaba sola en el jardín, una culebra le habló. ¡Imagínate! Ella le dijo a Eva que comiera del fruto del árbol del cual Dios les dijo que no comieran. Bueno, cuando Jehová hizo las culebras no las hizo para que hablaran. Por eso, había otra persona que hacía hablar a la culebra. ¿Quién era?

No era Adán. Por eso tenía que ser una de las personas que Jehová había hecho mucho antes de hacer la Tierra. Esas personas eran ángeles, y no se les puede ver. Este ángel se había hecho muy orgulloso. Empezó a pensar que debería ser gobernante como Dios y que se debería obedecer a él en vez de a Jehová. Él hizo que la culebra hablara.

Este ángel pudo engañar a Eva. Cuando le dijo que ella sería como Dios si comía del fruto, ella le creyó. Por eso comió, y Adán hizo igual. Adán y Eva desobedecieron a Dios, y por eso perdieron su lindo hogar, el jardín.

Pero un día Dios va a hacer que toda la Tierra sea tan bonita como el jardín de Edén. Después veremos cómo tú puedes participar en esto. 

 
Un hijo bueno, y uno malo:

Mira ahora a Caín y Abel. Ambos han crecido. Caín se ha hecho agricultor. Él se ocupa en el cultivo de granos y frutas y vegetales.

Abel cría ovejas. A él le gusta cuidar los corderitos. Estos crecen y llegan a ser ovejas grandes, y pronto Abel tiene un rebaño entero de ovejas para atenderlo.

Un día Caín y Abel le llevan un regalo a Dios. Caín lleva alimento que él ha cultivado. Y Abel lleva la mejor oveja que tiene. A Jehová le agradan Abel y su regalo. Pero no le agradan Caín y su regalo. ¿Sabes por qué?

No es solo que el regalo de Abel sea mejor que el de Caín. Es porque Abel es bueno. Ama a Jehová y a su hermano. Pero Caín es malo; no ama a su hermano.

Por eso Dios le dice a Caín que debe cambiar. Pero Caín no le hace caso. Está muy enojado porque Dios ha preferido a Abel. Caín le dice a Abel: ‘Vamos allá al campo.’ Allá, cuando están solos, Caín golpea a su hermano. Le da tan duro que lo mata. ¿No te parece terrible que Caín hiciera eso?

Aunque Abel murió, Dios todavía lo recuerda. Abel era bueno, y Jehová nunca olvida a personas que son así. Por eso un día Jehová Dios hará que Abel vuelva a la vida. En ese tiempo Abel nunca tendrá que morir. Podrá vivir para siempre aquí en la Tierra. ¿No será bueno conocer a personas como él?

Pero a Dios no le agradan personas como Caín. Por eso, después que Caín mató a su hermano, Dios lo castigó enviándolo lejos del resto de su familia. Cuando Caín se fue para vivir en otra parte de la Tierra, se llevó consigo a una de sus hermanas, y ella llegó a ser su esposa.

Con el tiempo Caín y su esposa empezaron a tener hijos. Otros hijos e hijas de Adán y Eva se casaron y también tuvieron hijos. Pronto hubo muchas personas en la Tierra. 

 
Gigantes en la Tierra:

Si alguien que viniera hacia ti fuera tan alto que la cabeza le llegara al techo de tu casa, ¿qué pensarías? ¡Que era un gigante! Hubo un tiempo en que de veras hubo gente de esa clase en la Tierra. La Biblia muestra que sus padres eran ángeles del cielo. Pero ¿cómo pudo ser eso?

Recuerda, Satanás el ángel malo estaba causando problemas. Hasta estaba tratando de hacer que los ángeles de Dios fueran malos. Con el tiempo, algunos ángeles empezaron a prestar atención a Satanás. Dejaron la obra que Dios tenía para ellos en el cielo. Vinieron a la Tierra y se hicieron cuerpos humanos. ¿Sabes por qué?

La Biblia dice que fue porque ellos vieron a las mujeres bonitas en la Tierra y quisieron vivir con ellas. Por eso vinieron y se casaron con ellas. La Biblia dice que esto fue malo, porque Dios hizo a los ángeles para vivir en el cielo.

Cuando los ángeles y sus esposas tuvieron bebés, éstos eran diferentes. Al principio quizás no parecían muy diferentes. Pero siguieron creciendo y creciendo, y haciéndose más y más fuertes, hasta que se convirtieron en gigantes.

Estos gigantes eran malos. Y por ser tan grandes y fuertes, causaban daño a la gente. Trataban de obligar a todos a ser malos como ellos.

Enoc había muerto, pero había un hombre en la Tierra ahora que era bueno. Este hombre se llamaba Noé. Él siempre hacía lo que Dios quería que hiciera.

Un día Dios le dijo a Noé que había llegado el tiempo en que Él iba a destruir a todos los malos. Pero Dios salvaría a Noé y su familia y a muchos animales. 

 

El gran Diluvio:


Fuera del arca, la gente seguía su vida como antes. Todavía no creían que el Diluvio vendría. Tienen que haberse reído más que nunca. Pero poco tiempo después dejaron de estar riéndose.

De repente empezó a caer agua. Cayó del cielo como cuando uno derrama agua de un cubo. ¡Noé tenía razón! Pero ya nadie más podía meterse en el arca. Jehová Dios había cerrado bien la puerta.

Pronto todo el terreno bajo quedó cubierto. El agua parecía grandes ríos. Empujaba los árboles y movía grandes piedras y hacía mucho ruido. La gente se asustó. Subieron a terreno más alto. ¡Ay, cuánto deseaban haber prestado atención a Noé y haberse metido en el arca cuando todavía tenían la puerta abierta! Pero ahora era demasiado tarde.

El agua siguió subiendo y subiendo. Por 40 días y 40 noches cayó agua del cielo. Subió por las montañas, y pronto hasta las más altas quedaron cubiertas. Tal como Dios había dicho, toda persona y animal que estaba fuera del arca murió. Pero todo el que estaba dentro estaba a salvo.

Noé y sus hijos habían hecho un buen trabajo al hacer el arca. El agua la levantó, y ella flotó por encima. Entonces, un día, cuando dejó de llover, el Sol empezó a brillar. ¡Qué vista! Había solo un gran océano por todas partes. Y lo único que se podía ver era el arca flotando encima.

Ya no había gigantes. No volverían para causar daño a la gente. Todos habían muerto, junto con sus madres y la demás gente mala. Pero ¿qué les pasó a sus padres?

Los padres de los gigantes no eran en verdad gente humana como nosotros. Eran ángeles que habían bajado a la Tierra para vivir como hombres. Por eso, cuando vino el Diluvio, no murieron con la demás gente. Dejaron de usar los cuerpos humanos que habían hecho, y volvieron al cielo como ángeles. Pero ya no se les permitió ser de la familia de ángeles de Dios. Se hicieron ángeles de Satanás. En la Biblia a estos ángeles se les llama demonios.

Dios ahora hizo que un viento soplara, y las aguas del diluvio empezaron a bajar. Cinco meses después el arca quedó encima de una montaña. Pasaron muchos días, y los que estaban dentro pudieron mirar afuera y ver la cumbre de las montañas. Las aguas siguieron bajando y bajando.

Entonces Noé dejó que un pájaro negro llamado un cuervo saliera del arca. Éste volaba un rato y entonces volvía porque no podía hallar un buen lugar donde quedarse. Siguió haciendo esto, y cada vez que volvía se posaba sobre el arca.

Noé quería ver si las aguas se habían escurrido de la tierra, así que después mandó una paloma desde el arca. Ésta volvió también, porque no encontró dónde quedarse. Noé la mandó por segunda vez, y ella volvió con una hoja de olivo en el pico. Las aguas habían bajado. Noé envió la paloma por tercera vez, y por fin ésta halló un lugar seco donde vivir.

Ahora Dios le habló a Noé. Le dijo: ‘Sal del arca. Lleva contigo a toda tu familia y los animales.’ Habían estado en el arca más de un año entero. ¡Imagínate lo contentos que estaban de estar afuera otra vez y vivos!


Génesis 7:10-24; 8:1-17; 1 Pedro 3:19, 20.

 
Un lindo jardín:

¡Mira la Tierra! ¡Qué bello está todo! Mira la hierba y los árboles, las flores y todos los animales. ¿Ves dónde están el elefante y los leones?

¿De dónde salió este lindo jardín? Bueno, vamos a ver cómo Dios preparó la Tierra para nosotros.

En primer lugar, Dios hizo hierba verde para cubrir la tierra. E hizo toda clase de plantitas y arbustos y árboles. Estas cosas que crecen hacen más bella la Tierra. Pero logran más. Muchas nos dan también alimentos sabrosos.

Dios después hizo los peces para que nadaran en el agua y los pájaros para volar en el cielo. Hizo perros y gatos y caballos; animales grandes y pequeños. ¿Hay animales cerca de tu casa? ¡Qué bueno fue Dios al hacerlo todo para nosotros!

Al final, Dios hizo que una parte de la Tierra fuera muy especial. La llamó el jardín de Edén. Era perfecto. Todo allí era lindo. Y Dios quería que toda la Tierra llegara a ser como este bello jardín que había hecho.

Pero mira la lámina otra vez. ¿Sabes lo que Dios vio que faltaba en este jardín? 

 
Empieza la humanidad:

¿Qué hay diferente en esta lámina? Sí, las personas que ves. Son el primer hombre y la primera mujer. ¿Quién los hizo? Dios. ¿Sabes el nombre de él? Es Jehová. Y al hombre y la mujer se les llegó a llamar Adán y Eva.

Jehová Dios hizo a Adán así: tomó polvo del suelo y con él formó un cuerpo perfecto de hombre. Entonces sopló en la nariz del hombre, y Adán empezó a vivir.

Dios tenía un trabajo para Adán. Le dijo que diera nombre a todas las diferentes clases de animales. Adán quizás estudió a los animales por mucho tiempo para dar el mejor nombre a todos. Mientras Adán hacía esto, empezó a ver una cosa. ¿Sabes lo que era aquella cosa?

Los animales estaban en pares. Había elefantes y elefantas, y había leones y leonas. Pero Adán no tenía una compañera suya. Por eso, Jehová hizo que Adán se quedara bien dormido, y le sacó del lado un hueso de costilla. Usando esta costilla, Jehová hizo para Adán una mujer que llegó a ser su esposa.

¡Qué contento estaba Adán ahora! ¡Y qué feliz tiene que haberse sentido Eva por estar en tan lindo jardín para vivir! Ahora podían tener hijos y vivir juntos en felicidad.

Jehová quería que Adán y Eva vivieran para siempre. Quería que hicieran que toda la Tierra fuera tan bonita como el jardín de Edén. ¡Cuánto se deben haber alegrado Adán y Eva al pensar en hacer esto! ¿Te hubiera gustado tener parte en hacer de la Tierra un bonito jardín? Pero la felicidad de Adán y Eva no duró. Vamos a ver por qué.

 
Empieza una vida dura:

Fuera del jardín de Edén, Adán y Eva tuvieron muchos problemas. Tuvieron que trabajar duro para comer. En vez de árboles frutales lindos, vieron crecer muchas espinas y abrojos alrededor. Esto pasó cuando Adán y Eva desobedecieron a Dios y dejaron de ser Sus amigos.

Pero peor aún fue que Adán y Eva empezaron a morir. Recuerda: Dios les dijo que morirían si comían de cierto árbol. Bueno, el mismo día en que comieron empezaron a morir. ¡Qué tontos fueron por no escuchar a Dios!

Todos los hijos de Adán y Eva nacieron después que Dios echó a sus padres del jardín de Edén. Esto quiere decir que los hijos también tendrían que envejecer y morir.

Si Adán y Eva hubieran obedecido a Jehová, la vida hubiera sido feliz para ellos y sus hijos. Pudieran haber vivido para siempre en felicidad en la Tierra. Nadie tendría que haber envejecido ni haber enfermado y muerto.

Dios quiere que la gente viva para siempre en felicidad, y promete que algún día será así. No solo será linda toda la Tierra, sino que toda la gente será saludable. Y todos serán buenos amigos unos de otros y de Dios.

Pero Eva ya no era amiga de Dios. Por eso, no se le hacía fácil dar a luz hijos. Tenía dolores. Sí, en verdad el haber sido desobediente a Jehová le trajo muchísimo dolor, ¿no te parece?

Adán y Eva tuvieron muchos hijos e hijas. Cuando les nació su primer hijo, lo llamaron Caín. Al segundo hijo lo llamaron Abel.

 
Un hombre valiente:

Cuando empezó a haber más gente en la Tierra, la mayoría hicieron cosas malas como Caín. Pero un hombre fue diferente. El nombre de éste era Enoc. Él era un hombre valiente. La gente que estaba viviendo alrededor de él era gente mala, pero él seguía sirviendo a Dios.

¿Sabes por qué aquella gente cometía tantas cosas malas? Piensa en esto: ¿Quién hizo que Adán y Eva desobedecieran a Dios y comieran del fruto que Dios les prohibió? Un ángel malo. La Biblia lo llama Satanás. Y él trata de hacernos malos a todos.

Un día Jehová Dios hizo que Enoc dijera a la gente algo que ellos no querían oír. Fue esto: ‘Un día Dios va a destruir a todos los malos.’ Esto quizás enojó mucho a la gente. Quizás trataron de matar a Enoc. Por eso, Enoc tenía que ser un hombre muy valiente para que dijera a la gente lo que Dios iba a hacer.

Dios no dejó que Enoc viviera por mucho tiempo entre aquellos malos. Solo vivió 365 años. ¿Por qué decimos “solo 365”? Porque en aquellos tiempos los hombres eran mucho más fuertes que ahora y vivían más. ¡Sí; Matusalén el hijo de Enoc vivió 969 años!

Pues bien, después de la muerte de Enoc, la gente se hizo peor. La Biblia dice que ‘todo lo que ellos pensaban era malo siempre,’ y ‘la Tierra llegó a estar llena de violencia.’

¿Sabes una de las razones por las cuales hubo tantas y tantas dificultades en aquellos días? Fue que Satanás tuvo una nueva manera de llevar a la gente a lo malo. Veamos qué fue eso.

 
Noé hace un arca:

Noé tenía una esposa y tres hijos. Los hijos se llamaban Sem, Cam y Jafet. Cada hijo tenía una esposa. Así que había ocho personas en la familia de Noé.

Ahora Dios hizo que Noé hiciera una cosa rara. Le dijo que hiciera un arca grande. El arca era grande como un barco, pero más bien parecía una caja grande y larga. ‘Hazla de tres pisos,’ dijo Dios, ‘y ponle cuartos.’ Los cuartos eran para Noé y su familia, los animales y el alimento para todos.

Dios le dijo a Noé que hiciera el arca de modo que no le entrara agua. Dijo: ‘Voy a enviar un gran diluvio de agua y destruir al mundo entero. El que no esté en el arca morirá.’

Noé y sus hijos obedecieron a Dios y empezaron a construir. Pero la demás gente solo se rió. Siguieron siendo malos. Nadie creyó cuando Noé les dijo lo que Dios iba a hacer.

Por lo grande que era, tomó mucho tiempo hacer el arca. Después de muchos años, quedó hecha. Ahora Dios dijo a Noé que metiera los animales allí. Le dijo que pusiera allí dos de algunas clases de animales, macho y hembra. Pero de otros animales, Dios le dijo que pusiera allí siete. También le dijo a Noé que trajera allí todas las diferentes clases de pájaros. Noé hizo precisamente lo que Dios dijo.

Después, Noé y su familia también entraron en el arca. Entonces Dios cerró la puerta. Dentro, Noé y su familia esperaron. Piensa que estás allí, esperando. 

 
El primer arco iris:

¿Sabes lo primero que hizo Noé cuando él y su familia salieron del arca? Él hizo una ofrenda o regalo a Dios. Míralo haciendo esto en el dibujo de abajo. Noé ofreció este regalo de animales para dar gracias a Dios por haber salvado del gran diluvio a su familia.

¿Crees que a Jehová le agradó el regalo? Sí, le agradó. Y por eso le prometió a Noé que nunca más destruiría al mundo con un diluvio.

Pronto toda la tierra se secó, y Noé y su familia empezaron una nueva vida fuera del arca. Dios los bendijo y les dijo: ‘Tienen que tener muchos hijos. Tienen que aumentar hasta que haya gente viviendo por toda la Tierra.’

Pero después, cuando la gente oyera acerca del gran diluvio, pudiera ser que temieran que un diluvio como aquél sucediera otra vez. Por eso Dios dio algo que le recordaría a la gente Su promesa de nunca más cubrir con agua toda la Tierra. ¿Sabes lo que dio para que recordaran eso? Fue un arco iris.

Muchas veces el arco iris se ve en el cielo cuando el Sol brilla después de una lluvia. El arco iris puede tener muchos bellos colores. ¿Has visto uno alguna vez? ¿Ves el de la lámina?

Esto fue lo que Dios dijo: ‘Prometo que nunca más será destruida toda la gente y los animales por un diluvio. Estoy poniendo mi arco iris en las nubes. Y cuando el arco iris aparezca, yo lo veré y recordaré esta promesa mía.’

Por eso, cuando veas un arco iris, ¿qué debes recordar? Sí, la promesa de Dios de que él nunca más destruirá al mundo por medio de un gran diluvio.

 

EL PROXIMO MES SEGUIREMOS CON MAS MARAVILLOSAS HISTORIAS Y NO OLVIDES QUE UN MONTÓN DE AVENTURAS TE AGUARDAN SIEMPRE EN LA BIBLIA!!!


FUENTE: MI LIBRO DE HISTORIAS BÍBLICAS,

 
 
 
Dios empieza las cosas:

¿De dónde nos ha venido todo lo bueno? ¿Puedes poner un ejemplo?

¿Qué fue lo primero que Dios creó?

¿Por qué era especial el primer ángel?

Explica cómo era la Tierra al principio (mira la lámina).

¿Cómo empezó Dios a preparar la Tierra para los animales y las personas?

Preguntas adicionales:


Leer Jeremías 10:12.


¿Qué cualidades de Dios se manifiestan en su creación? (Isa. 40:26; Rom. 11:33.)


Leer Colosenses 1:15-17.


¿Qué función desempeñó Jesús en la creación, y cómo debería este hecho afectar nuestro concepto de él?


Leer Génesis 1:1-10.


¿Cuál es el origen de la Tierra? (Gén. 1:1.)


¿Qué sucedió en el primer día creativo? (Gén. 1:3-5.)


¿Qué pasó en el segundo día creativo? (Gén. 1:7, 8.)



Dios empieza las cosas:

¿De dónde nos ha venido todo lo bueno? ¿Puedes poner un ejemplo?

¿Qué fue lo primero que Dios creó?

¿Por qué era especial el primer ángel?

Explica cómo era la Tierra al principio (mira la lámina).

¿Cómo empezó Dios a preparar la Tierra para los animales y las personas?

Preguntas adicionales:


Leer Jeremías 10:12.


¿Qué cualidades de Dios se manifiestan en su creación? (Isa. 40:26; Rom. 11:33.)


Leer Colosenses 1:15-17.


¿Qué función desempeñó Jesús en la creación, y cómo debería este hecho afectar nuestro concepto de él?


Leer Génesis 1:1-10.


¿Cuál es el origen de la Tierra? (Gén. 1:1.)


¿Qué sucedió en el primer día creativo? (Gén. 1:3-5.)


¿Qué pasó en el segundo día creativo? (Gén. 1:7, 8.)

Un lindo jardín:

¿Cómo preparó Dios la Tierra para nosotros?

Dios hizo muchos animales. ¿Puedes nombrar algunos? (Mira la lámina.)

¿Por qué era especial el jardín de Edén?

¿Cómo quería Dios que fuera toda la Tierra?

Preguntas adicionales:


¿Qué hizo Dios en el tercer día creativo? (Gén. 1:12.)

¿Qué pasó el cuarto día creativo? (Gén. 1:16.)

¿Qué animales hizo Dios los días quinto y sexto? (Gén. 1:20, 21, 25.)

¿Qué dos árboles especiales puso Dios en el jardín, y qué simbolizaban?
Empieza la humanidad:

¿En qué se diferencia la lámina de la historia 3 de la lámina de la historia 2?

¿Quién hizo al primer hombre, y cómo se llamaba?

¿Qué trabajo asignó Dios a Adán?

¿Por qué hizo Dios que Adán se quedara profundamente dormido?

¿Cuánto tiempo podían vivir Adán y Eva, y qué trabajo quería Jehová que hicieran?

Preguntas adicionales: 


¿Cuál es el nombre de Dios y qué posición exclusiva tiene con respecto a la Tierra? (Jer. 16:21; Dan. 4:17.)


¿Cuál fue la obra culminante de la creación de Dios en el sexto día, y en qué se diferenciaba esta obra creativa de los animales? (Gén. 1:26.)

¿Qué alimento dio Jehová al hombre y a los animales? (Gén. 1:30.)


¿Qué implicaba la asignación de Adán de poner nombre a los animales? (Gén. 2:19.)

¿Cómo nos ayuda Génesis 2:24 a entender lo que piensa Jehová del matrimonio, la separación y el divorcio? (Mat. 19:4-6, 9.)
Cómo perdieron su hogar:

Mira la lámina. ¿Qué está pasando con Adán y Eva?

¿Por qué los castigó Jehová?

¿Qué le dijo una serpiente a Eva?

¿Quién hizo que la serpiente hablara a Eva?

¿Por qué perdieron Adán y Eva su hogar en el Paraíso?

Preguntas adicionales:


¿Por qué dio una imagen falsa de Jehová la pregunta de la serpiente a Eva? (Gén. 3:1-5; 1 Juan 5:3.)

¿Por qué nos sirve de advertencia el ejemplo de Eva? (Fili. 4:8; Sant. 1:14, 15; 1 Juan 2:16.)

¿Cómo trataron Adán y Eva de evitar la responsabilidad por sus acciones? (Gén. 3:12, 13.)

¿De qué manera defendieron la soberanía de Jehová los querubines apostados al este del jardín de Edén? (Gén. 3:24.)

¿Cuánto éxito ha tenido Satanás en poner a la humanidad en contra de la gobernación de Dios? (1 Juan 5:19.)
Empieza una vida dura:

¿Cómo era la vida de Adán y Eva fuera del jardín de Edén?

¿Qué empezó a pasarles a Adán y Eva, y por qué?

¿Por qué se harían viejos y morirían los hijos de Adán y Eva?

Si Adán y Eva hubieran obedecido a Jehová, ¿cómo habría sido la vida para ellos y sus hijos?

¿De qué forma le causó dolor a Eva su desobediencia?

¿Cómo se llamaban los primeros dos hijos de Adán y Eva?

¿Quiénes son los otros niños de la lámina?

Preguntas adicionales:


¿Cómo se vio afectada la vida de Adán debido a la maldición sobre el suelo? (Gén. 3:17-19; Rom. 8:20, 22.)

¿Por qué era apropiado el nombre Eva, que significa “viviente”? (Gén. 3:20.)

¿Cómo tuvo consideración Jehová por Adán y Eva incluso después de que pecaron? (Gén. 3:7, 21.)

¿Qué “cosas anteriores” quisiéramos ver eliminadas?
Un hijo bueno, y uno malo:

¿En qué empiezan a trabajar Caín y Abel?

¿Qué regalos llevan Caín y Abel a Jehová?

¿Por qué le agrada a Jehová el regalo de Abel, y por qué no le agrada el de Caín?

¿Qué clase de persona es Caín, y cómo trata Jehová de corregirlo?

¿Qué hace Caín cuando está a solas con su hermano en el campo?

Explica qué le pasó a Caín después de matar a su hermano.

Preguntas adicionales:


¿Cómo indicó Jehová la peligrosa situación en la que se encontraba Caín? (Gén. 4:7.)

¿Cómo manifestó Caín su actitud de corazón? (Gén. 4:9.)

¿Cómo ve Jehová el derramamiento de sangre inocente? (Gén. 4:10; Isa. 26:21.)


¿Por qué se llenó de furia Caín, y cómo nos sirve esto de advertencia en nuestros días? (Gén. 4:4, 5; Pro. 14:30; 28:22.)

¿Cómo muestra la Biblia que, aun en el caso de que toda nuestra familia se oponga a Jehová, podemos conservar nuestra integridad? (Sal. 27:10; Mat. 10:21, 22.)

¿Qué garantía da Jehová respecto a todos los que mueren por causa de la justicia? (Juan 5:24.)
Un hombre valiente:

¿En qué fue diferente Enoc?

¿Por qué hacía muchas cosas malas la gente del tiempo de Enoc?

¿Qué cosas malas hacía la gente? (Mira la lámina.)

¿Por qué tenía que ser valiente Enoc?

¿Cuánto tiempo vivían los hombres en aquel entonces, pero cuánto tiempo vivió Enoc?

¿Qué sucedió después de la muerte de Enoc?

Preguntas adicionales: 


¿Qué relación tuvo Enoc con Jehová? (Gén. 5:24.)

Según la Biblia, ¿quién es el hombre que más tiempo ha vivido, y cuántos años tenía cuando murió? (Gén. 5:27.)


¿Hasta qué grado empeoraron las condiciones en la Tierra después de la muerte de Enoc, y qué parecido tiene esto con nuestros tiempos? (2 Tim. 3:13.)


¿Qué cualidad de Enoc fue “del buen agrado de Dios”, y con qué resultado? (Gén. 5:22.)

¿Cómo pueden los cristianos imitar el valor de Enoc al dar advertencia de la venidera batalla de Armagedón? (2 Tim. 4:2; Heb. 13:6.)
Gigantes en la Tierra:

¿Qué sucedió cuando algunos ángeles de Dios prestaron atención a Satanás?

¿Por qué dejaron algunos ángeles su trabajo en el cielo y bajaron a la Tierra?

¿Por qué estaba mal que los ángeles vinieran a la Tierra y se hicieran cuerpos humanos?

¿En qué eran diferentes los hijos que tuvieron los ángeles?

Como puedes ver en la lámina, ¿qué hicieron los hijos de los ángeles cuando se hicieron gigantes?

Después de Enoc, ¿qué hombre bueno vivió en la Tierra, y por qué lo quería Dios?