RÍOS DE VIDA 
CHAJARÍ

ar

 
 

METAFORA DE LA CASA BARCO:


Una familia había vivido por varias generaciones en una casa barco amarrada en las orillas de un gran río. La casa estaba firmemente anclada a la orilla y no se movía para nada. Todas las actividades diarias las realizaban desde esa casa.

Una noche, sin previo aviso, las amarras se fueron aflojando, la casa empezó a moverse. Primero lentamente en el flujo suave de esa parte del rio. Luego más rápidamente según se adentraba en la corriente de aquel gran río.

Al despertar, uno por uno los miembros de esa familia, iban asombrándose con el cambio inesperado de escenario. Los primeros en despertar se paralizaron pensando en cómo iban a ejecutar las tareas de cada día ahora que las cosas no eran como estaban acostumbrados. Insistían en preguntarse qué iban a hacer, pues trataban de continuar con su rutina pero la misma no encajaba con las nuevas circunstancias.

De pronto, uno de los miembros de la familia gritó –“Hay que moverse, la casa está moviéndose río abajo. Tenemos que aprender a navegar. Hay que manejarla para evitar que encalle y para dirigirla de nuevo hacia la orilla.”-

Pero los demás, seguían embelesados con el problema de cómo iban a hacer lo que hacían todos los días ahora que las cosas eran bien distintas. El que hizo el llamado se dedicó a tratar de prender el motor que hacía tiempo no se usaba. Empezó a usar el timón, que estaba endurecido. Prendió la radio de comunicación para pedir ayuda. Sonó la bocina para alertar a los otros botes de que iban a la deriva.

Finalmente logró controlar la casa bote. Entonces, inició las maniobras para acercarla a la orilla. Cuando finalmente atracó en la orilla los que estaban pasmados dijeron –“Ahora sí podemos seguir con nuestras rutinas”- Y saltando a la orilla reanudaron sus tareas.

 
VIVIR CON ILUSIÓN:

Unos obreros estaban picando piedra frente a un enorme edificio en construcción. Se acercó un visitante a uno de los obreros y le preguntó:

¿Qué están haciendo ustedes aquí?

El obrero lo miró con dureza y le respondió: 
- ¿Acaso usted está ciego para no ver lo que hacemos? Aquí, picando piedras como esclavos por un sueldo miserable y sin el menor reconocimiento. Vea usted ese mismo cartel. Allá ponen los nombres de ingenieros, arquitectos, pero no ponen los nuestros que somos los que trabajamos duro y dejamos en la obra el pellejo.

El visitante se acercó entonces a otro obrero y le preguntó lo mismo.

-Aquí, como usted bien puede ver, picando piedra para levantar este enorme edificio. El trabajo es duro y está mal pagado, pero los tiempos son difíciles, no hay mucho trabajo y algo hay que hacer para llevar la comida a los hijos.

Se acercó el visitante a un tercer obrero y una vez más le preguntó lo que estaba haciendo. El hombre le contestó con gran entusiasmo:

-Estamos levantando un Hospital, el más hermoso del mundo. Las generaciones futuras lo admirarán impresionados y escucharán el entrar y salir constante de las ambulancias, anunciando el auxilio de Dios para los hombres. Yo no lo veré terminado, pero quiero ser parte de esta extraordinaria aventura.

El mismo trabajo, el mismo sueldo, la misma falta de reconocimiento; una misma realidad.

Tres maneras distintas de vivirla: como esclavitud; como resignación; como pasión, aventura y desafío.

Piensa que el mundo es un infierno y lo será.

Piensa que este mundo es parte del paraíso y lo será.

Vivir con ilusión, convertir el trabajo en una fiesta sentirnos parte de las buenas obras.... De tí depende!

 
EINSTEIN Y LA VERDAD SOBRE DIOS:

A continuación voy a compartir con ustedes un hecho verídico, ocurrido en la Universidad de Alemania, a principios del siglo XX.

Durante una conferencia con varios universitarios, un profesor de la Universidad de Berlín propuso un desafío a sus alumnos con la siguiente pregunta: 
"¿Dios creó todo lo que existe?"

Un alumno respondió valientemente: 
"Sí, Él creó..."

"¿Dios realmente creó todo lo que existe?", preguntó nuevamente el maestro. 
"Sí señor", respondió el joven.

El profesor dijo entonces: "Si Dios creó todo lo que existe, ¡Entonces Dios hizo el mal, ya que el mal existe! Y si establecemos que nuestras obras son un reflejo de nosotros mismos, ¡Entonces Dios es malo!" 
El joven se calló frente a la respuesta del maestro, que feliz, se regocijaba de haber probado, una vez más, que la fe era un mito.

Otro estudiante levantó la mano y dijo: 
-¿Puedo hacerle una pregunta, profesor? 
-Lógico

-Profesor, ¿el frío existe? 
-¿Pero qué pregunta es esa?... Lógico que existe, ¿o acaso nunca sentiste frío?

El muchacho respondió:"En realidad, señor, el frío no existe. Según las leyes de la Física, lo que consideramos frío, en verdad es la falta de calor. Todo cuerpo u objeto es factible de estudio cuando posee o transmite energía; el calor es lo que hace que este cuerpo tenga o transmita energía. El cero absoluto es la ausencia total de calor; todos los cuerpos quedan inertes, incapaces de reaccionar, pero el frío no existe. Nosotros creamos esa definición para describir de qué manera nos sentimos cuando no tenemos calor."

-Y ¿la oscuridad?-continuó el estudiante. 
El profesor respondió: -Existe.

-La oscuridad, en realidad, es la ausencia de luz. La luz la podemos estudiar, ¡La osucuridad no! A través del prisma de Nichols, se puede descomponer la luz blanca en sus varios colores, con sus diferentes longitudes de ondas, ¡La osucuridad no! ¿Cómo se puede saber que tan oscuro está un espacio determinado? Con base en la cantidad de luz.

Finalmente, el joven preguntó al profesor: 
-Señor, ¿EL MAL EXISTE? 
El profesor respondió: -Como afirmé al inicio, vemos estupros, crímenes, violencia en todo el mundo. Esas cosas son el mal.

El estudiante respondió: 
-EL MAL NO EXISTE, señor, o por lo menos no existe por sí mismo. El mal es simplemente la ausencia del bien. De conformidad con los anteriores casos, EL MAL ES UNA DEFINICIÓN QUE EL HOMBRE INVENTÓ PARA DESCRIBIR LA AUSENCIA DE DIOS. Dios no creó el mal. EL MAL ES EL RESULTADO DE LA AUSENCIA DE DIOS EN EL CORAZÓN DE LOS SERES HUMANOS. Es igual a lo que ocurre con el frío cuando no hay calor, o con la oscuridad cuando no hay luz.

¿Saben cuál es el nombre del estudiante, quien demostró que el mal no es creación de Dios, sino su ausencia?

ALBERT EINSTEIN.

 
40 COSAS PARA NO OLVIDAR:

1) Nunca prives a nadie de la esperanza;  puede ser lo único que una persona posea. 
2) No tomes decisiones cuando estés enojado. 
3) Cuida tu postura física. 
4) Nunca hables de negocios en un elevador. 
5) No pagues un trabajo hasta que esté concluido. 
6) Cuídate de quien no tenga nada que perder. 
7) Aprende a decir no con cortesía y presteza. 
8) No esperes que la vida sea justa. 
9) No dudes en perder una batalla, si esto te lleva a ganar la guerra. 
10) Se atrevido y valiente. 
11) No aplaces las cosas. Haz lo que sea preciso en el momento preciso. 
12) No temas decir "no sé". 
13) No temas decir "lo siento". 
14) Elogia a tres personas cada día. 
15) Contempla el amanecer por lo menos una vez al año. 
16) Mira a los ojos a las personas. 
17) Di "gracias" con frecuencia. 
18) Di "por favor" con frecuencia. 
19) Gasta menos de lo que ganes. 
20) Trata como quisieras que te trataran. 
21) Haz nuevas amistades y cultiva las viejas. 
22) Guarda los secretos. 
23) Reconoce tus errores. 
24) Sé valiente; si no lo eres, finge serlo, nadie advertirá la diferencia. 
25) Utiliza las tarjetas de crédito sólo por comodidad, nunca por el crédito. 
26) No engañes. 
27) Aprende a escuchar. A veces las oportunidades tocan muy quedo a la puerta. 
28) Elabora una lista de las cosas que desees experimentar antes de morir.  Llévala en tu cartera y consúltala con frecuencia. 
29) Haz oídos sordos a los malos comentarios. 
30) Las ideas buenas, nobles y capaces de cambiar al mundo provienen siempre de una persona que trabaja sola. 
31) Cuando entres en algún lado, el que sea, hazlo con determinación y confianza. 
32) Cuando tengas un limón, siempre procura hacer con el una limonada. 
33) Ten un perro, pero no permitas que moleste a los vecinos. 
34) Recuerda los cumpleaños de los demás. 
35) Canta en la regadera. 
36) Utiliza el dinero honrado. 
37) Piensa en tu salud y fuma menos. 
38) Nunca pierdas el estilo bebiendo. 
39) Presta sólo los libros que no te importe recuperar. 
40) Elige con mucho cuidado al compañero de tu vida, de esta única decisión 
se derivará una parte importante de tu felicidad.

¿¿¿¿¿¿SABÍAS ESTO...??????

1. Por lo menos 5 personas en este mundo te aman tanto que darían la vida por ti. 
2. Por lo menos 15 personas en este mundo te quieren de alguna manera. 
3. La única razón por la que alguien te pudiera odiar es porque quiere ser como tú. 
4. Una sonrisa tuya puede traer felicidad a cualquiera, aunque no les caigas bien, o no te conozcan. 
5. Cada noche, alguien piensa en ti antes de dormir. 
6. Para alguien significas el mundo. 
7. Si no fuera por ti, alguien no estaría vivo. 
8. Eres especial y único. 
9. Alguien que no sabes ni siquiera que existe te ama. 
10. Cuando piensas que cometiste el error más grande del mundo, algo bueno viene de él. 
11. Cuando pienses que no tienes oportunidad de conseguir lo que quieres, probablemente no lo tendrás, pero si crees en ti mismo, tarde o temprano lo tendrás. 
12. Siempre recuerda los cumplidos que has recibido. Olvida los malos tratos. 
13. Siempre di lo que sientes por él o ella, te sentirás mucho mejor después de que lo sepa. 
14. Si tienes un gran amigo, toma tu tiempo para hacerle saber lo grande que es.

 
A VECES NOS PREOCUPAMOS TANTO:

A veces nos preocupamos tanto por nuestra propia vida, que no nos tomamos un momento para pensar en los demás, pensar en cuanto les afecta a ellos cada palabra que decimos o cada cosa que hacemos, trabajamos para nuestra propia conveniencia, y somos tan egoístas con las personas que nos quieren.

Muchas veces pensamos que nosotros somos los únicos que sufrimos, que nos tocó vivir la peor vida, pero no nos detenemos a ver, como viven los demás, si sufren o son felices, si son seres humanos plenamente felices, o al igual que nosotros tienen problemas y necesidades.

Quizás deberíamos trabajar más para que los demás sean felices, aunque dicen que una persona que es infeliz no puede hacer feliz a nadie; en mi opinión personal, pienso  que no es del todo cierto, para mí, no hay nada que te haga mas feliz que ver la sonrisa en la cara de otra persona a la que ayudaste, y quizás de alguna manera le arreglaste la vida, no hay nada que satisfaga mas que hacer feliz a otra persona.

Siempre me pregunto: ¿Que puede haber de bueno en hacerle daño a los demás?

Nada.

Sencillamente no se puede ser feliz a costa del sufrimiento de otros, eso no lo hace una buena persona, no lo hace un ser humano que siente y padece los mismos sufrimientos.

Y hablando de lo que nos hace felices, no hay nada que pueda hacer mas feliz que la libertad, la libertad de vivir, disfrutar y sentir cada momento que nos regala la vida, no vale la pena estar atado a una persona solo por egoísmo.

No se puede conseguir amor a la fuerza, el AMOR es un sentimiento tan sincero, que se gana, ¡No se exige!

En estos tiempos es muy difícil encontrar el amor verdadero, pero eso no quiere decir que no exista, es sólo que es verdad lo que dice un dicho: “de eso tan bueno no dan tanto”, por eso cuando aparece el amor verdadero, el amor de dos, hay que cuidarlo, valorarlo y arriesgarlo todo por él, como quien dice, hay que estar en la jugada, no doblegarse ante nadie, porque por el amor vale la pena luchar, sin penas, sin dudas, sin temores, sin arrepentimientos, y sobre todo sin terceros.

Nadie puede hacer que cambie un sentimiento verdadero, que nace del corazón de alguien sincero.

 
BAMBU JAPONES:

No hay que ser agricultor para saber que una buena cosecha  requiere de buena semilla, buen abono y riego constante.  También es obvio que quien cultiva la tierra no se para  impaciente frente a la semilla sembrada, jalándola con el riesgo de echarla a  perder, gritándole con todas sus fuerzas: ¡Crece, por favor!

Hay algo muy curioso que sucede con el bambú japonés y que lo  transforma en no apto para impacientes: Siembras la semilla, la abonas, y te  ocupas de regarla constantemente.

Durante los primeros meses no sucede nada apreciable.

En realidad, no pasa nada con la semilla durante los primeros  siete años,a tal punto que, un cultivador inexperto estaría convencido de haber comprado semillas infértiles.

Sin embargo, durante el séptimo año, en un período de sólo seis  semanas la planta de bambú crece ¡mas de 30 metros! ¿Tardó sólo seis semanas crecer?

No, la verdad es que se tomó siete años y seis semanas en  desarrollarse.

Durante los primeros siete años de aparente inactividad, este  bambú estaba generando un complejo sistema de raíces que le permitirían sostener  el crecimiento que iba a tener después de siete años.

Sin embargo, en la vida cotidiana, muchas veces queremos  encontrar soluciones rápidas y triunfos apresurados, sin entender que el éxito es simplemente resultado del crecimiento interno y que éste requiere tiempo.  De igual manera, es necesario entender que en muchas ocasiones  estaremos frente a situaciones en las que creemos que nada está sucediendo.  Y esto puede ser extremadamente frustrante.

En esos momentos (que todos tenemos), recordar el ciclo  de maduracion del bambú japonés y aceptar que -en tanto no bajemos los brazos -  ni abandonemos por no "ver" el resultado que esperamos, sí está sucediendo algo..., dentro nuestro: estamos creciendo, madurando.

Quienes no se dan por vencidos, van gradual e  imperceptiblemente creando los hábitos y el temple que les permitirá sostener el  éxito cuando éste al fin se materialice.

Si no consigues lo que anhelas, no desesperes... quizá  sólo estés echando raíces....


 
NO TE PREOCUPES POR LA GENTE DE TU PASADO...:

No tengas miedo a cambiar tu Vida...

Hay un punto en tu vida, en el que te das cuenta: quién importa, quién nunca importó, quién no importa más, y quién siempre importará...

De modo que no te preocupes por la gente de tu pasado, hay una razón por la que no estarán en tu futuro...

UNO. Dale a la gente más de lo que esperan recibir y hazlo con alegría.

DOS. Cásate con un hombre/mujer con quien te guste platicar. Conforme envejeces tu sentido por conversar se enriquecerá como cualquier otro.

TRES. No creas todo lo que oyes, no te gastes todo lo que tienes y no duermas todo lo que quieres.

CUATRO. Cuando digas 'Te amo', dilo con un profundo sentimiento.

CINCO. Cuando digas 'Lo siento' mira a la persona a los ojos.

SEIS. Estáte comprometido por lo menos seis meses antes de casarte.

SIETE. Cree en el amor a primera vista.

OCHO. Nunca te rías de los sueños de los demás. Las personas que no tienen sueños, no tienen mucho.

NUEVE. Ama profunda y apasionadamente. Puedes salir herido, pero es la única manera de vivir la vida plenamente.

DIEZ. En desacuerdos, pelea justamente. No digas nombres.

ONCE. No juzgues a la gente por sus familiares.

DOCE. Habla con calma y piensa rápido.

TRECE. Cuando alguien te hace una pregunta que tu no deseas contestar, sonríe y pregúntale 'Porque quiere saber eso?'.

CATORCE. Recuerda que un gran amor y grandes retos siempre envuelven un gran riesgo.

QUINCE.  Di 'Salud' cuando oigas a alguien estornudar.

DIECISEIS. Cuando pierdas, no pierdas la lección.

DIECISIETE. Recuerda las tres Rs: Respeto por ti mismo; Respeto por los demás y Responsabilidad por todos tus actos.

DIECIOCHO. No permitas que una pequeña disputa lastime una gran amistad.

DIECINUEVE. Cuando te des cuenta que has cometido un error, toma inmediatamente acciones para corregirlo.

VEINTE. Sonríe cuando tomes el teléfono para contestar una llamada, la persona que llama lo podrá sentir en tu voz.

VEINTIUNO. Pasa algún tiempo solo. 

 

ORACIÓN A MI MISMO:


Que yo me permita mirar, escuchar, y soñar más. Hablar menos. Llorar menos…

Ver en los ojos de quienes me miran, la admiración que me tienen… y no la envidia que prepotentemente pienso que sienten.

Escuchar con mis oídos atentos y mi boca estática, las palabras que se hacen gestos y los gestos que se hacen palabras.

Permitir siempre escuchar aquello que yo no tengo permitido escuchar.

Saber realizar los sueños que nacen en mi y por mi, y conmigo mueren, por yo no saber que son sueños.

Entonces, que yo pueda vivir los sueños posibles y los imposibles; aquellos que mueren y resucitan a cada nuevo fruto, a cada nueva flor, a cada nuevo calor, a cada nuevo rocío, a cada nuevo día.

Que yo pueda soñar el aire, soñar el mar, soñar el amar.

Que yo me permita el silencio de las formas, de los movimientos, de lo imposible, de la inmensidad de toda profundidad.

Que yo pueda substituir mis palabras por el toque, por el sentir, por el comprender, por el secreto de las cosas más raras.

Por la oración mental (aquella que el alma cría y que sólo ella escucha, y sólo ella responde). 
Que yo sepa dimensionar el calor, experimentar la forma, vislumbrar las curvas, diseñar las rectas, y aprender el sabor de la exuberancia que se muestra en las pequeñas manifestaciones de la vida.

Que yo sepa reproducir en el alma, la imagen que entra por mis ojos haciéndome parte suprema de la naturaleza, creándome y recreándome a cada instante.

Que yo pueda llorar menos de tristeza y más de alegrías.

Que mi llanto no sea en vano, que en vano no sean mis dudas.

Que yo sepa perder mis caminos, pero que sepa recuperar mis destinos con dignidad.

Que yo no tenga miedo de nada, principalmente de mi mismo: Que yo no tenga miedo de mis miedos! 
Que me quede dormido cada vez que vaya a derramar lágrimas inútiles, y despierte con el corazón lleno de esperanzas.

Que yo haga de mi, un hombre sereno dentro de mi propia turbulencia, sabio dentro de mis límites pequeños e inexactos, humilde delante de mis grandezas gafas e ingenuas (que yo me dé cuenta cuan pequeñas son mis grandezas, y cuan valiosa es mi pequeñez).

Que yo me permita ser madre, ser padre, y, si fuere necesario, ser huérfano.

Permítame yo enseñar lo poco que sé y aprender lo mucho que no sé, traducir lo que los maestros enseñaron y comprender la alegría con que los simples traducen sus experiencias.

Respetar incondicionalmente el ser; el ser por si solo, por más nada que pueda tener más allá de su esencia.

Auxiliar la soledad de quien llegó, rendirme al motivo de quien partió, y aceptar la alegría de quien quedó.

Que yo pueda amar y ser amado. Que yo pueda amar aún sin ser amado.

Hacer gentilezas cuando recibo cariños; hacer cariños aunque no reciba gentilezas. 
Que yo jamás quede solo, aún cuando yo me quiera solo.

Amén.

 
¿COMO HACEMOS SENTIR A LOS QUE NOS RODEAN?:

El 14 de Octubre de 1998, en un vuelo trasatlántico de la línea aérea British Airways tuvo lugar el siguiente suceso : A  una dama la sentaron en el avión al lado de un  hombre de raza negra.

La mujer pidió a la azafata que la cambiara de sitio, porque no podía sentarse al lado de una persona tan desagradable. La azafata argumentó que  el vuelo estaba muy lleno, pero que iría a revisar a  primera clase a ver por si acaso podría encontrar  algún lugar libre. Todos los demás pasajeros observaron la escena con disgusto, no solo por el hecho en sí, sino por la posibilidad de que hubiera un sitio para la mujer en primera clase.  La señora se sentía feliz y hasta  triunfadora porque la iban a quitar de ese sitio y  ya no estaría cerca de aquella persona.

Minutos más tarde regresó la azafata y le informó a la señora : Discúlpeme señora, pero efectivamente todo el vuelo está lleno  ... pero afortunadamente encontré un lugar vacío en  primera clase. Sin embargo, para poder hacer este tipo de cambios le tuve que pedir autorización al capitán. Él me indicó que no se podía obligar a nadie a viajar al lado de una persona tan desagradable.

" La señora con cara de triunfo, intentó salir de su asiento, pero la  azafata en ese momento se voltea y le dice al hombre de raza negra : ¿ Señor, sería usted tan amable de acompañarme a su  nuevo asiento ? ".

Todos los pasajeros del avión se  pararon y ovacionaron la acción de la azafata. Ese  año, la azafata y el capitán fueron premiados y gracias a esa actitud, la empresa British Airways se dio cuenta que no le había dado demasiada importancia a la  capacitación de su personal en  el área de atencion  al cliente, la empresa hizo cambios de inmediato;

Desde ese momento en todas las oficinas de British Airways se lee el siguiente mensaje :

"Las personas pueden olvidar lo  que les dijiste, las personas pueden olvidar lo que  les hiciste, pero nunca olvidarán como los hiciste sentir. "

 
EL ÁRBOL DE LOS PROBLEMAS:

Después de pensarlo me decidí a reparar una vieja casa que tenía en una granja. Entonces, contraté a un carpintero que se encargaría de todos los detalles logísticos de restauración.

Un día decidí ir a la granja, para verificar como iban todos los trabajos. Llegué temprano y me dispuse a colaborar en los quehaceres que realizaba el carpintero.

Ese día parecía no ser el mejor para él. Su cortadora eléctrica se había dañado, haciéndole perder dos horas de trabajo. Después de repararla, un corte de electricidad en el pueblo le hizo perder dos horas más de trabajo. Tratando de recuperar el tiempo, partió dos sierras de su cortadora. Ya finalizando la jornada, la pega que disponía no le alcanzaba para mezclar su fórmula secreta de acabado.

Después de un día tan irregular, ya disponiéndose para ir a su casa, el camión se le negaba a arrancar. Por supuesto, me ofrecí a llevarlo. Mientras recorríamos los hermosos paisajes de la granja, él iba en silencio meditando. Parecía un poco molesto por los desaires que el día le había jugado.  Después de treinta minutos de recorrido llegamos a su casa, y de sorpresa recibí una invitación para que conociera a su familia.

Mientras nos dirigíamos a la puerta, se detuvo brevemente frente a un pequeño árbol, de color verde intenso y por demás hermoso. Tocó varias ramas con sus manos, mientras admiraba sus preciosas hojas.  Cuando abrió la puerta, ocurrió una sorprendente transformación. Su bronceada cara estaba plena de sonrisas y alegría. Sus hijos se lanzaron sobre él, dando vueltas en la sala. Le dio un beso a su esposa y me presentó. Me invitó un refresco y una suculenta cena.

Ya despidiéndome, me acompañó hasta el carro. Cuando pasamos cerca del árbol sentí curiosidad y le pregunté acerca de lo que había visto hacer un rato antes. Le hice referencia a su conducta con el árbol. ¡Ohh!, ese es mi árbol de los problemas, contestó.

Entonces dijo, sé que no puedo evitar tener dificultades en mi trabajo, percances y alteraciones en mi estado de ánimo. Pero una cosa si es segura: Esos problemas no pertenecen ni a mi esposa y mucho menos a mis hijos. Así que simplemente los cuelgo en el "árbol de los problemas" cada noche cuando llego a casa. Luego en la mañana los recojo nuevamente.

Lo divertido es, dijo sonriendo el carpintero, que cuando salgo en la mañana a recogerlos, no hay tantos como los que recuerdo haber colgado la noche anterior.

Me monté en mi carro, meditando sobre la estrategia del carpintero para ser más feliz y evitar contaminar el hogar con los problemas laborales. Entonces me dije, valió la pena el paseo de hoy.  Llegué a la granja y me dispuse a seleccionar mi árbol de los problemas. Lo coloqué en el vehículo, y desde entones cada vez que llego a mi hogar ya saben lo primero que hago.

 
 
 
 
 

ORACIÓN DE UNA MUJER SABIA:


Señor, tú sabes mejor que yo, que estoy envejeciendo y un día seré vieja.  No permitas que me haga charlatana y adquiera el hábito de creer que tengo que decir algo sobre cualquier tema, en cada ocasión.  Libérame de las ansias de querer arreglar la vida de los demás.  Que sea pensativa pero no taciturna, solícita pero no mandona.

Con el vasto acopio de sabiduría que poseo, parece una lástima no usarla, pero mantén mi mente libre de la recitación de infinitos detalles.  Dame las alas para ir derecho al grano.  Sella mis labios para que no hablen de mis achaques y dolores.  Ellos van en aumento con el pasar de los años, así como también mi gusto por recitarlos.

Pido la gracia de poder escuchar con paciencia el relato de los males ajenos.  Enséñame la gloriosa lección de que a veces, es posible que esté equivocada.  Mantén en mí una razonable dulzura.  No quiero ser santa, pero tampoco volverme una vieja amargada.

¡Ayúdame a extraer de la vida toda la diversión posible! Nos rodean tantas cosas divertidas, que no quiero perderme ninguna.

Amén.

 
PAPEL ARRUGADO:

Mi carácter impulsivo, me hacía reventar en cólera a la menor provocación.   La mayor parte de las veces, después de uno de estos incidentes, me sentía avergonzado y me esforzaba por consolar a quien había dañado.

Un día mi consejero, quien me vio dando excusas después de una explosión de ira, me entregó un papel liso. 
Y entonces me dijo: Estrujalo, Asombrado, obedecí e hice una bola con él papel.

Luego me dijo: 
Ahora dejalo como estaba antes. Por supuesto que no pude dejarlo como estaba.  Por más que traté, el papel quedó lleno de arrugas.

Entonces mi consejero hablo: "El corazón de las personas es como ese papel. 
La impresión que dejas en ese corazón que lastimaste, será tan difícil de borrar como esas arrugas en el papel. 
"Aunque intentemos enmendar el error, ya estará "marcado".

Por impulso no nos controlamos y sin pensar arrojamos palabras llenas de odio y rencor, y luego, cuando pensamos en ello, nos arrepentimos.  Pero no podemos dar marcha atrás, no podemos borrar lo que quedó grabado. Y lo mas triste es que dejamos "arrugas" en muchos corazones.

Desde hoy, se más compresivo y más paciente, pero en especial aprende a dejar el orgullo a un lado y haz como haria un valiente, Pide perdón y reconoce tu error.

Cuando sientas ganas de estallar recuerda "El papel arrugado". 

 
EL DIA DE HOY ES ÚNICO:

Desperdicias la vida por remordimientos pasados a pesar de que eso ya pasó y no puedes hacer nada por remediarlo, vives esperando con temor y zozobra el futuro, temiendo cosas que lo más probable nunca sucederán. Y de estos dos estados irremediables y sin solución haces un presente infeliz.

No te das cuenta que lo único que te pertenece es el hoy, y tu en ese momento nada mas, no hay nada seguro… solamente  el momento que estas viviendo y no eres feliz por temor al futuro y remordimiento del pasado.

El día que entiendas que el hoy es único y tienes que vivirlo a plenitud tu vida cambiará en forma radical.

Tal vez te lleve mucho tiempo lograrlo, pero por lo menos tienes que intentarlo!!! Porque solo tu te puedes dar cuenta que es lo que tanto deseas: amor, paz, felicidad... y vives esperando que algo suceda que algo o alguien de repente te haga feliz y te quite la mediocridad de encima.

Esa esperanza es falsa, en muchas ocasiones producto de tu cobardía, de no enfrentarte a ti mismo...     Sabes, “los hombres y las mujeres que viven en  la esperanza, se mueren esperando”

¡Solo tu puedes ser el  juez final de lo que es bueno para ti!

 
BELLEZA INTERNA:

Cuando hemos conocido a una persona por un tiempo considerable, se nos oculta a la vista si ésta es físicamente bonita o no; y resulta que la belleza o la fealdad de la gente radica en lo que los ojos mortales no ven.

Existe una anécdota del gran pintor, escultor e inventor Leonardo Da Vinci, acerca de su pintura "La Ultima Cena", una de sus obras más copiadas y vendidas en la actualidad. Tardó 20 años en hacerla debido a que 
era muy exigente al buscar a las personas que servirían de modelos.

Tuvo problemas en iniciar la pintura porque no encontraba al modelo para representar a Jesús, quien tenía que reflejar en su rostro pureza, nobleza y los más bellos sentimientos. Así mismo debía poseer una extraordinaria 
belleza varonil.

Por fin, encontró a un joven con esas características, fue el primero que pintó.

Después fue localizando a los 11 apóstoles, a quienes pintó juntos, dejando pendiente a Judas Iscariote, pues no daba con el modelo adecuado.

Este debía ser una persona de edad madura y mostrar en el rostro las huellas de la traición y la avaricia. Por lo que el cuadro quedó inconcluso por largo tiempo, hasta que le hablaron de un terrible criminal que habían apresado.

Fue a verlo y era exactamente el Judas que él quería para terminar su obra, por lo que solicitó al alcalde le permitiera al reo que posara para él.

El alcalde conociendo la fama del maestro Da Vinci, aceptó gustoso y llevaron al reo custodiado por 2 guardias y encadenado al estudio del pintor.

Durante todo el tiempo el reo no dio muestra de emoción alguna de que había sido elegido para modelo, mostrándose demasiado callado y distante.

Al final, Da Vinci, satisfecho del resultado, llamó al reo y le mostró la obra, cuando el reo la vio, sumamente impresionado, cayó de rodillas llorando.

Da Vinci, extrañado, le preguntó el por que de su actitud, a lo que el preso respondió: "¿Maestro Da Vinci, es que acaso no me recuerda?"

Da Vinci observándolo le contesta: - "No, nunca antes lo había visto". Llorando y pidiendo perdón a Dios el reo le dijo: "Maestro, yo soy aquel joven que hace 19 años usted escogió para representar a Jesús en este mismo cuadro..."

La moraleja de esta historia es que por más belleza física que se posea, es la belleza interna la que al fin sale a relucir a través del tiempo.

Si se lleva una vida de libertinaje, vicios o de malos sentimientos, estos quedarán marcados en las arrugas de nuestro rostro.

"...Todo lo bueno y lo bello de la vida que necesitas lo llevas dentro de ti...simplemente déjalo salir...."

 
BENDICIONES:

Si te has despertado hoy con más salud que enfermedad estas mas bendito 
que el millón que no va a sobrevivir esta semana.

Si nunca has conocido los peligros de la guerra, la soledad de la prisión, la 
agonía de la tortura, los dolores del hambre, estas mejor que 500 millones de 
personas en el mundo.

Si puedes ir a la iglesia o el templo sin ser perseguido, arrestado, torturado o 
asesinado... estas más bendito que 3 mil millones de personas en este planeta.

Si tienes comida en tu despensa, llevas a ropa limpia, si tienes un techo encima 
de tu cabeza y un lugar seguro en donde dormir, eres más rico que el 75% del 
resto.

Si tienes dinero en el banco, en tu cartera, y unas monedas en una jarra en tu 
casa, eres parte del 8% de la población prospera del mundo entero.

Si tus padres están todavía vivos, y casados, eres poco común...

Si llevas una sonrisa en tu cara, y eres agredido por todo, estas bendito, porque 
la mayoría de la gente lo puede hacer pero no lo hace.

Si puedes tomar la mano de alguien, abrazar o solamente tocar a su hombro, 
estas bendito porque puedes ofrecer el toque divino que cura.

Si puedes leer este mensaje has recibido una doble bendición ya que primero 
han pensado en ti, y segundo tienes más suerte que 2 mil millones de personas 
que no saben leer.

Cuenta tus bendiciones, y transmite este mensaje a los demás para que se den 
cuenta de las bendiciones que ya tienen.

 
ENTRE ROSAS Y ESPINOS:

Un hombre plantó una rosa y la regó fielmente y delante de él la rosa floreció 
y la examinó.

Vió que el brote florecía pronto, pero también las espinas.  Y pensó..."¿cómo puede 
ser que una flor tan bonita, venga de una planta tan cargada con  tantas espinas 
afiladas?"

Muy triste por esto, pensó y luego decidió abandonar el cuidado de la rosa, pero 
antes de que estuviese lista para florecer, la rosa se murió.

Así pasa con muchas personas, dentro de cada alma hay una rosa. Dios nos dá 
cualidades "plantadas" en nosotros desde el nacimiento, ellas crecen en medio de 
las "espinas" que son nuestros defectos.

Muchos de nosotros nos miramos y vemos solo las espinas, es decir los defectos.

A veces nos desesperamos, pensando que nada bueno puede salir de adentro nuestro, 
abandonamos regar lo bueno dentro de nosotros mismos y en el futuro se muere. 
Nunca comprendemos nuestro potencial.

Algunas personas no ven la rosa dentro de ellos; alguien mas debe mostrárselas.

Uno de los más grandes regalos que una persona puede dar es ser capaz de ver más 
allá de las espinas y encontrar la rosa dentro de otros.

Esta es la característica del amor, mirar a una persona, sabiendo sus defectos, 
reconocer la nobleza de su alma y ayudarle a comprender que puede superar sus 
debilidades. Si le mostramos la rosa, ella conquistara las espinas.

Entonces podrá florecer treinta, sesenta y ciento por uno cada uno de sus pliegues 
(multiplicar cada una de sus cualidades). 

Nuestro deber en este mundo es ayudar a otros mostrándoles sus rosas y no sus espinas.

Solo entonces podremos lograr el amor propio que debemos sentir por nosotros mismos.

Solo así podremos florecer en nuestro propio jardín...